miércoles, 20 de enero de 2010

Tour Down Under. Stage 2

Por si quedaba un atisbo de duda. Despejada. André Greipel ha vuelto a demostrar ser el más fuerte en la segunda etapa del Tour Down Under. El más rápido. Si ayer eran Gert Steegmans y Jurgen Roelandts los que probaban su punta d velocidad sin éxito, mismo camino han llevado hoy Greg Henderson y Robbie Mc Ewen. Diferentes rivales, pero el mismo resultado .El alemán del Columbia ha vuelto a vencer en la 'volata' de la segunda jornada de la carrera australiana. Ni la euforia de Henderson tras estrenar al Sky en la primera carrera del año ni la empuje de Robbie Mc Ewen tras superar su lesión que le tuvo en el dique seco buena parte de la pasada temporada han servido para frenar a los implacables músculos del ciclista alemán.

David Kemp y Michael Delage han sido los protagonistas de la etapa en forma de fuga que les ha mantenido en cabeza hasta los últimos diez kilómetros de la etapa. El Astana de Allan Davis ha trabajado sin cesar con la ayuda del Radio Shack para neutralizarlos y pronto han sido cazados. Con el pelotón agrupado, varios hombres del Sky y también del Rabobank han dado el relevo al conjunto kazajo intentando buscar la mejor posición posible de cara al sprint. Poco más ha tardado también en aparecer el poderoso tren del Columbia- Bien organizados, han tomado los primeros puestos del gran grupo y han llevado al pelotón enfilado hasta el final, con la comeptencia del Radio Shack, que también ha tratado de tomar el control, pero que, a fin de cuentas, han servido más de ayuda que de obstáculo para el Columbia-HTC.

En los kilómetros finales ha sido el Sky, maravillosamente reagrupado, quien ha lanzado el sprint. Apenas se veía la figura de Andre Greipel. Más apoteósico que nunca, porque el alemán ha protagonizado una maravillosa recuperación sobre sí mismo con la ayuda de otro compañero que le ha llevado hasta las primeras posiciones. En los últimos metros, José Joaquín Rojas ha lanzado definitivamente la llegada. Se precipitó el murciano, puesto que pronto fue superado por el resto de hombres rápidos. Mientras el del Caisse d'epargne agonizaba a un lado, Greipel seguía avanzando por el centro. Coser y cantar, porque apenas tuvo rivales una vez tomado el ritmo del murciano y se anotaba así su segundo triunfo de la temporada, con apenas tres carreras en sus piernas.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario